El primer tren de hidrógeno que se ha puesto en marcha está en la Baja Sajonia en Alemania y es de la empresa Alstom.